Si las joyas son tu pasión, aquí tienes las más costosas del mundo

Cada joya guarda su historia, pero si se trata de joyas que cuentan con un alto valor, estas escriben su historia desde que son extraídas de su entorno natural hasta ser talladas y engarzadas. Incluso, luego de su primera venta, es posible que salgan a subasta vendidas por sus propietarios de alta alcurnia venidos a menos, para ser adquiridas por los nuevos ricos. Vayamos por ellas entonces: 

Anillo de diamante azul de Chopard: es un anillo elaborado sobre una base de oro blanco de 18 quilates, que además presenta un diamante blanco a cada lado y con un gran diamante de color azul en el centro del mismo. Su exclusividad recae en que el diamante azul hizo que el anillo fuera subastado en 2007 por la cantidad de 11.900.000 euros, el anillo fue comprado por un coleccionista de diamantes que prefirió permanecer en el anonimato.

Anillo Perfect Pink: se trata de un diamante perfecto, así como lo indica su nombre. Se trata de un diamante que no presenta ninguna imperfección ni distinto color. Es un anillo que se encuentra compuesto por un diamante rosa de 14.2 quilates y que ha sido subastado por Christie ‘s por unos 17.000.000 de euros.

Diamante Wittelsbach-Graff: Es conocido por ser un diamante con historia, pues el anillo fue entregado a Leopoldo I de Austria por Felipe IV como parte de la dote por la boda de Margarita Teresa. Con anterioridad, el anillo había sido propiedad de la Familia Real Wittelsbach desde 1772. Ya en 2008 fue subastado a manos de la casa de subastas londinense Christie ‘s, donde alcanzó un valor de 18.900.000 de euros y lo compró Lawrence Graff, de quien surge su nombre. Se conoce que dicha compra estuvo rodeada de mucha polémica, sobre todo porque su propietario (Graff Jewelry) decidió tallar el diamante dejándolo en 31,06 quilates frente a los 35,52 originales.

Collar L´incomparable: Es un excepcional collar al que le da su forma un enorme diamante amarillo de 407 quilates que fue encontrado en el Congo por un niña hace alrededor de 30 años. Y eso no es todo, Mouward, la joyería que es propietaria, decidió adicionar 90 diamantes blancos que tenían casi 230 quilates. Esta extraordinaria pieza de joyería fue adquirida por una pareja asiática por 40.300.000 euros. 

Diamante Pink Star: finalmente encontramos a la joya más costosa del mundo, el mismo lleva el nombre de “Pink Rose” y cuenta con 59 quilates. Es una piedra que fue encontrada en África en el año 1999. La casa de subastas Sotheby ‘s alcanzó a vender esta extraordinaria piedra preciosa por un monto de 61.500.000 euros, por lo que se  convierte de esta manera en la joya más costosa hasta el momento. El tamaño del diamante es de 2,69 por 2,06 centímetros.

Posiblemente nos parezca algo disparatado el precio de cada uno de estos caprichos, pero siempre habrá un millonario dispuesto a comprarlo.